ENTEC® y Nitrofoska® solub El uso eficiente de los nutrientes

Se conoce como fertirrigación o fertigación la aportación a las plantas de los fertilizantes disueltos en el agua de riego. Son sistema de producción intensivo donde se realiza una aplicación conjunta e indisoluble de las necesidades hídricas y nutricionales a los cultivos, mediante el uso del riego localizado.
La fertirrigación permite un ahorro considerable de agua y una dosificación racional de los fertilizantes, además de proporcionar una nutrición de los cultivos optimizada, lo que se traduce en un aumento de rendimientos y calidad de cosecha. Cuando se vayan a utilizar fertilizantes en riego localizado hay que tener en cuenta distintos factores, unos relativos al abono y otros referidos a su utilización. Las características básicas que deben reunir los fertilizantes son:

  • Solubilidad total en agua de los abonos sólidos.
  • Pureza, pues si contienen materias inertes podrían producir obturaciones en el sistema de riego.

Los abonos ENTEC® y Nitrofoska® solub cumplen los estándares de pureza y solubilidad que son factores clave en fertirrigación, y que permiten no solo un correcto mantenimiento de la red de riego como además una total asimilación de los nutrientes por los cultivos.

Ventajas de la fertirrigación

  • Dosificación más racional de fertilizantes
  • Mejor asimilación y rapidez de actuación de los fertilizantes
  • Ahorro de agua y de  mano de obra
  • Posibilidad de uso de aguas de menor calidad
  • Nutrición vegetal más controlada
  • Gran flexibilidad en la aplicación, lo que permite la adecuación del abonado a las necesidades del cultivo en cada momento.
  • Menor contaminación por nitratos y/o plaguicidas por lixiviación.
  • Incremento del rendimiento y mejora de la calidad de la cosecha.
  • Automatizable