ENTEC® El abono mineral estabilizado para una óptima eficiencia nitrogenada

Los compuestos nitrogenados están sometidos en el suelo a constantes procesos de transformación y desplazamiento.
La óptima adaptación de la fertilización nitrogenada a las necesidades de cada momento de las plantas es un factor de éxito fundamental para el rendimiento y la calidad.

Con los abonos ENTEC®, se retrasa la transformación del nitrógeno amoniacal en nitrato. Con ello se adapta la liberación del nitrógeno a las necesidades de la planta, mejorando la eficacia de la fertilización.

Productos NP2O5K2OMgOSO3BZn*Mn*FeCu*Mo
ENTEC® 13+10+20 131020-7,5------
ENTEC® 15+13+13 151313-12,5------
ENTEC® 20+10+10 201010-7,5------
ENTEC® 21 granulado 21---60------
ENTEC® 24+8+7 2487-5------
ENTEC® 25+15 2515---------
ENTEC® 26 26---32,5------
ENTEC® Nitrofoska® 14 14717222,50,020,01----
ENTEC® Nitrofoska® 21 21811-10------
ENTEC® Nitrofoska® special 1212172200,020,01----
Contenido de nutrientes en %

Propiedades

Los fertilizantes ENTEC® son abonos minerales nitrogenados que contienen el estabilizador amoniacal DMPP.
Este componente retarda la nitrificación y con ello “estabiliza” en el suelo el nitrógeno amoniacal del fertilizante. ENTEC®, además del nitrógeno amoniacal estabilizado, contiene siempre una proporción en forma nítrica para un rápido efecto inicial. Esto significa que la planta puede absorber simultáneamente las dos formas del nitrógeno a lo largo de un periodo de tiempo prolongado, aumentando así la eficacia de la fertilización nitrogenada. Los fertilizantes ENTEC® están disponibles como abonos nitrogenados con azufre y sobretodo como abonos complejos sobre la base de Nitrofos®/Nitrofoska®. Todos los productos ENTEC® destacan por la alta calidad del grano, que garantiza un almacenaje sin problemas y un correcto reparto en campo.

Principales ventajas

  • Mejor aprovechamiento del nitrógeno: Mantiene el nivel adecuado durante el ciclo del cultivo, evitando los excesos y defectos que se producen con los planes de abonado convencional.
  • Óptimo rendimiento de los cultivos: Un mejor aprovechamiento del nitrógeno y una nutrición parcialmente amoniacal, se traducen en mejoras en el rendimiento de los cultivos
  • Facilita el trabajo de los agricultores: Ahorro de tiempo por una disminución de las pasadas de abonado y más disponibilidad para realizar otras tareas agrarias.
  • Mejor calidad de las cosechas: Disminución del contenido de nitratos en hojas y frutos y la obtención de frutos con calibres más homogéneos.
  • Reduce el impacto ambiental: Disminución de la contaminación de las aguas por nitratos y en la emisión de óxidos de nitrógeno a la atmósfera.
  • Granulación de calidad, sin polvo y con granos homogéneos, lo que permite una cómoda y correcta aplicación.
  • Prácticamente sin pérdidas de nitrógeno por volatilización debido a la ausencia de nitrógeno en forma ureica.
  • Fabricados con materias primas de alta calidad. Productos originales de las fábricas de EuroChem en Amberes y BASF en Ludwigshafen para una máxima fiabilidad.

Efectos

Para un abastecimiento de nitrógeno equilibrado, el nitrógeno amoniacal y el nitrógeno nítrico revisten especial importancia. Básicamente, las plantas pueden aprovechar las dos formas del nitrógeno. Sin embargo, estas dos formas del nitrógeno se distinguen por su efecto: El nitrógeno amoniacal es menos móvil en el suelo que el nitrato. En la tierra se fija a las superficies de las partículas de arcilla y humus. A causa de esta fijación, el nitrógeno amoniacal se desplaza poco en el suelo. Por eso, las raíces de la planta deben crecer hacia el amonio antes de que sea absorbido en el área de raíces más cercana. Así pues, el amonio tiene en el suelo unos efectos más lentos que el nitrógeno nítrico. El nitrato es móvil en la tierra y con la solución del suelo llega fácilmente a las raíces de la planta. A causa de su alta movilidad, existe también la posibilidad de que se desplace hasta capas más profundas del suelo. Esto sucede especialmente en los suelos ligeros, ricos en cantos, con precipitaciones en grandes cantidades (incluido el riego por aspersión), así como en cultivos de desarrollo lento de las raíces o con escasa densidad de raíces.

ENTEC®: el inhibidor de la nitrificación DMPP

En el suelo, las bacterias convierten el amonio de nitrito a nitrato. Esta transformación (nitrificación) se produce, dependiendo de las características del suelo y de la temperatura, en cuestión de horas o de días. Por eso, e independientemente de la forma de nitrógeno con que se abone, la raíz de la planta tiene a su disposición casi exclusivamente nitrato.

Esta rápida transformación se retrasa mediante la aplicación de un inhibidor de la nitrificación. Un inhibidor de la nitrificación es una sustancia que retrasa la nitrificación. ENTEC® retrasa la nitrificación hasta en diez semanas. La transformación en nitrato se produce de forma continuada, depende de la temperatura y no se adapta automáticamente al crecimiento de la planta. Durante este periodo, el nitrógeno está protegido frente al desplazamiento, la erosión y las pérdidas gaseosas.

Las características del DMPP hacen de él un inhibidor de la nitrificación ideal:

• Es altamente selectivo con las bacterias Nitrosomonas, es decir, no afecta a otros géneros de bacterias presentes en el suelo.

• Presenta un efecto bacteriostático y no bactericida, por tanto, no afecta a los procesos naturales del suelo.

• Después de su acción se degrada sin dejar absolutamente ningún residuo nocivo para el suelo y sus organismos.

• No es absorbido por los cultivos y no produce, en ningún caso, síntomas de fitotoxicidad.

• Queda retenido en el complejo arcillo-húmico por lo que no se pierde por lavado.

• Debido a la elevada eficacia del DMPP, la dosis de aplicación es sensiblemente menor a otros inhibidores, como la diciandiamida (DCD), por lo que el coste de utilización es inferior.

Antes de su comercialización, el DMPP fue sometido a rigurosas pruebas de toxicología y ecotoxicología (similares a las realizadas para un producto fitosanitario), que demostraron que su utilización no provoca ningún efecto negativo sobre las personas, los animales ni en el medio ambiente.

Aplicación

El exclusivo mecanismo de acción que poseen los productos ENTEC® permite establecer un calendario flexible para la fertilización nitrogenada. Por un lado, la aportación conjunta de nitrógeno supone un aprovechamiento excelente y rentable y por ello estos productos resultan atractivos para muchas explotaciones. Por otro, los productos ENTEC® aseguran el óptimo suministro de nitrógeno en todas las condiciones atmosféricas (por ejemplo, en periodos húmedos o secos) gracias a la realización previa y conjunta de las operaciones de abonado.

ENTEC® ofrece estas ventajas en todos los cultivos agrícolas y de verduras, vides y frutas. La amplia gama de productos ENTEC® ofrece la solución apropiada para todas las formas de explotación y se integra fácilmente en los sistemas de fertilización ya existentes.

ENTEC<sup>®</sup>