Información sobre almacenaje

Correcto almacenaje

Un almacenamiento orientado a la calidad del fertilizante en el almacén comienza con unos equipos de almacenamiento limpios y secos, como las palas mecánicas y las cintas transportadoras. Cambie varias veces los puntos de descarga del fertilizante mientras apila los graneles con el objetivo de mantener una distribución uniforme del tamaño del grano. ¡Elabore un plan de almacenamiento!

Cubrimiento de los fertilizantes

El método más sencillo, rentable y mejor para proteger fertilizantes a granel de la humedad consiste en cubrirlos con una lámina de plástico. Esta debería tener un grosor de al menos 0,1 mm y varios metros de ancho. Se coloca solapada y sujeta para evitar que se deslice. Para la fijación han demostrado su eficacia barras, tablas o sacos de arena.

Marque el lugar de almacenaje con el correspondiente documento de acompañamiento del producto. Los big bags se almacenan secos sobre palets en el área exterior y se cubren con un plástico blanco. Cuando sea posible, es conveniente colocar palets vacíos encima de los big bags para garantizar una suficiente ventilación por debajo del plástico. Evite la radiación solar directa. Es preferible el almacenamiento bajo techo.

Evitar el almacenamiento prolongado en silo elevado

El almacenamiento prolongado en silo elevado no es recomendable por las fuertes oscilaciones térmicas y la alta carga física.

Trabajar de forma limpia, segura y en seco

Aplique resina epoxi sobre los suelos y paredes de compartimientos de hormigón. Mantenga los caminos y pasillos limpios y secos.

Por el riesgo de mermas en la calidad, evite mezclar distintos productos. Limpie los instrumentos de almacenamiento y retirada antes de cada cambio de producto. Utilice únicamente medios de embalaje en perfecto estado y evite el contacto directo con el suelo. Al almacenar abonos en sacos, evite si es posible apilar palés unos sobre otros. Al aire libre, cúbralos con un toldo blanco y evite la radiación solar directa.

Cerrar las aberturas del edificio

Conviene almacenar habitualmente en el interior de un almacén / edificio. Para que no pueda penetrar la humedad es conveniente cerrar bien puertas, claraboyas y ventanas. Los canalones deberían estar situados fuera del edificio y hallarse en perfecto estado.

Cargar correctamente

Cargar los productos del almacén de modo que se mantenga la calidad es igual de importante. Limpie sus instrumentos de carga antes de cambiar de producto. Trabaje concienzudamente y no utilice neumáticos sucios ni mojados para moverse por el edificio de almacén. Informe a sus clientes y consumidores finales sobre la manera correcta de manipular los fertilizantes.