8. noviembre 2018

ENTEC® – abonos estabilizados de máxima eficiencia y flexibilidad en el abonado de los cereales

Un año más se acerca la hora de elegir el fertilizante que queremos aplicar en nuestro cereal. Hay que recordar los requisitos que debe cumplir un buen abono y tener muy en cuenta: la calidad de sus componentes, materias primas, sistema de fabricación, homogeneidad y muy importante – que en el folleto o la ficha técnica del producto (obligatorio entregar al agricultor comprador) especifique componentes, % de los componentes, solubilidad, etc.

ENTEC® es el abono de elección para los cerealistas y nos gustaría recordar que nos hace diferentes:

Los abonos ENTEC® inhiben la acción de las bacterias Nitrosomonas, responsables de la transformación del nitrógeno amoniacal a nitrato. El nitrógeno estabilizado de ENTEC® permanece en el suelo durante meses en forma amoniacal y retrasa su transformación a nitrato, evitando así las pérdidas de este elemento. Así, con ENTEC® las plantas disponen de nitrógeno durante un período más largo, lo que permite disminuir las aplicaciones de abono y disponer de un periodo flexible para la aplicación. No es un fertilizante de liberación lenta, está siempre disponible.

Los abonos ENTEC®, aparte del nitrógeno amoniacal estabilizado, contienen siempre una parte del nitrógeno en forma nítrica que ayuda a que los cultivos se desarrollen más rápido. No tienen nitrógeno Ureico. De esta forma, las plantas obtienen las dos formas de nitrógeno mineral, amoniacal y nítrico, durante un largo período. Esto significa que, a diferencia de las plantas cultivadas en suelos sin la aplicación de ENTEC®, pueden absorber el nitrógeno simultáneamente de ambas formas, beneficiándose de las ventajas de la nutrición amoniacal, a la vez que disminuye el riesgo de pérdida de nitrógeno al medio ambiente y, en definitiva, se mejora la eficiencia de su uso.

Cuando abonamos con ENTEC® mantenemos el nivel adecuado durante el ciclo del cultivo, evitando los excesos y defectos que se producen con los planes de abonado convencional.

ENTEC® está fabricado con materias primas de alta calidad, productos originales de las fábricas de EuroChem en Amberes y de BASF en Ludwigshafen para una máxima fiabilidad.

Todos los abonos ENTEC® poseen una elevada calidad de granulación, homogénea y con ausencia de polvo, lo que facilita enormemente el almacenaje y permite una precisa aplicación en campo.

ENTEC® tiene diferentes formulaciones y no tiene una época generalizada para aplicarlo, dependiendo del cultivo, la época de siembra y del tipo de ENTEC®, así podemos utilizar un producto u otro.

Desde Castilla y León nos ponen algunos ejemplos:

“Tenemos agricultores que por diferentes motivos, en cereal, prefieren aplicar en sementera fertilizante estabilizado ENTEC® y para ello utilizan ENTEC® 15-13-13 a una dosis inferior que un abono convencional y posteriormente en cobertera utilizan ENTEC® 24-8-7 o ENTEC® 26, a dosis algo más bajas que un nitrogenado normal, con resultados muy buenos. Con un desarrollo vegetativo y radicular a la salida del invierno espectaculares.

Mientras, otros agricultores prefieren utilizar ENTEC® 24-8-7 o ENTEC® 20-10-10 como fertilizante de una sola aplicación, entrando en la parcela más pronto y con temperaturas bajas. Esto no es posible hacer con otros fertilizantes que se aplican de una sola vez, sin ENTEC® o fabricados con un % de nitrógeno Ureico, perdiéndose por volatilización o lavado la mayor parte de este nitrógeno. Igualmente ocurre en otros cultivos donde se utiliza ENTEC®, como Colza, Maíz y Remolacha, o Patata con ENTEC® 13-10-20, evitando dichas pérdidas.

También en cereal el ENTEC® se puede utilizar en momentos de máxima temperatura como cualquier fertilizante nitrogenado, en abril o mayo, pues no es un fertilizante de liberación lenta, sino un fertilizante (con nitrógeno Amoniacal y Nítrico) estabilizado, que evita las perdidas por volatilización y lixiviado. Aprovechando el cultivo todas las unidades nitrogenadas aplicadas, mientras que con un NAC o NSA esto no ocurre. En este caso aplicaríamos ENTEC® 26 a menos dosis que un nitrogenado normal, con un ahorro de costes y tiempo”.

Nuestro deseo de una buena sementera.

volver